En el reality Show My Strange Addiction (My Extraña adicción) han presentado casos insólitos de personas que tienen adicciones tan raras como comer jabón, comer copas de champagne, e incluso mostró el caso de una mujer que tiene la adicción a comerse las cenizas de su esposo difunto.

[Imagen: adicta-comer-plastico.jpg]

Ahora presenta el caso de una adolescente que admite ser adicta a comer plástico. La joven de 18 años, de Sacramento, California, cree que ha comido más de 60.000 artículos de plástico en los últimos 11 años, e incluso lo prefiere antes que el mero alimento.

En el programa de la serie se ve comiendo una gran varieda de artículos, desde botellas de agua hasta estuches para CD.

Kailyn enumera algunas de las cosas que ha comido, cuenta: “Me he comido 12 mandos de control remoto, más de 5.000 adornos de pulseras, más de 1.000 espadas de coctel, 100 tenedores, una decena botellas de agua, dos chupones para bebé, tres estuches de CD, unas 50 perchas, entre otras cosas”.

[Imagen: adicta-comer-plastico2.jpg]

Ella admite: “El plástico es algo que quiero y siente que lo necesito“.

Cuando se le preguntó por qué le gusta tanto el plástico, explicó que no le gusta tanto como la textura. Dice que la forma en que cruje y se siente, además de la textura que es suave y dura a la vez.

Una de las cosas que Kailyn come con más frecuencia son las espadas de cóctel para las bebidas. Tambien revela que la textura de un control remoto de TV es probablemente uno de sus favoritos.

Kailyn admite que su hábito puede ser perjudicial para su salud.

Fuente:
Spoiler:

[Imagen: Optimus-Prime.jpg]