Calificación:
  • 1 votos - 5 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Relato Warhammer 40K: Una Batalla cualquiera, un Capítulo cualquiera

Sin conexión sharigan001
Super Lustful
*******
avatar
Usuario
Mensajes: 3,342
Registro: Sep 08, 2013
Sexo:
País:
73
Hola a todos, aquí os dejo un relato de temática de Warhammer 40.000. No sé si conocéis mucho el tema, ... Confused aún así espero que os guste. Un saludo


UNA BATALLA CUALQUIERA, UN CAPÍTULO CUALQUIERA


Fuego.
Fuego por doquier
Llamas por todas partes… y los gemidos de dolor.
El constante y lastimero gemido que cada vez se oía más débilmente…
Más débilmente…
Más débilmente…
Hasta que se hizo el silencio… el silencio…
El silencio.
Y luego, la oscuridad.

Asaltamos el pecio espacial que según nuestros bibliotecarios y los astrópatas de la flota afirmaban que contenía el mal del Caos. Nuestro archienemigo, el archienemigo de la humanidad. Varias escuadras tácticas y otras tantas de asalto pronto estuvimos todos dispuestos a purgar aquel lugar de nuestro ancestral archienemigo.
Desembarcamos sin problemas, no encontramos nada en los niveles superiores del pecio. Descendimos hacia los niveles inferiores donde se desató el infierno encadenado. Se desató la carnicería para ambos bandos: los architraidores y nosotros, los fieles servidores del Emperador.
Surgieron de las sombras, sin apenas hacer ruido. Comportamiento inexplicable en ellos. Eso, o habían usado brujería impía para desplazarse a nuestro lado sin que los detectásemos. Habían surgido de súbito a nuestro lado gritando alabanzas a su blasfemo dios mientras segaban las valerosas vidas de nuestros hermanos de Batalla que avanzan en vanguardia en muertes indignas e indecorosas. Abrimos fuego contra ellos. Muchos cayeron al instante por numerosos proyectiles que llevaban la justicia del Emperador, pero aún más aberraciones surgían tras los que matábamos con nuestra furia justiciera.

…Activo mi espada sierra y me enzarzo en lucha cuerpo a cuerpo contra los Marines Renegados de los Devoradores de Mundos. Bloqueo el ataque de un vociferante enemigo y al desviar su acometida le descerrajo entre lo que supongo que debe ser ceja y ceja un disparo del bolter. El traidor cae hacia atrás y otro Marine corrompido lo sustituye, arremete contra mí y, a duras penas, consigo sobreponerme a su aluvión de ataques y despacharlo con un poderoso mandoble. Esta vez no espero a que vengan a por mí, sino que voy yo a por ellos. Me abalanzo hacia un par de Devoradores de Mundos a los que desconcierta momentáneamente mi cambio de táctica, pero el tiempo suficiente como para devolver sus miserables almas al infierno del que no deberían haber salido nunca. Alzo mi bolter y reparto muerte por doquier, salvando así a varios de mis Hermanos de Capítulo. Alguien me empuja por detrás y caigo al suelo. Ruedo sobre mi mismo y me encaro con mi agresor, pero me detengo de golpe. El hermano Pius está ante mi enfrentándose a un Paladín de Khorne, al parecer me había apartado de la trayectoria del hacha sierra del traidor, salvando mi vida que de un modo tan estúpido había expuesto. Me había abalanzado contra los traidores de modo imprudente exponiéndome a ser aniquilado, como ahora me daba a entender mi buen amigo el hermano Pius.
Veo a dos verdaderos titanes luchando a muerte. El traidor rechaza la espada de Pius, para luego lanzar un ataque contra su cabeza en el lugar donde había estado apenas un momento antes.
Espada sierra que bloquea ataque del hacha sierra.
Espada sierra hiende el aire fallando por poco al Devorador de Mundos.
Hacha sierra golpea fuertemente la espada sierra y desestabiliza al marine Pius.
Hacha sierra se hunde en el pecho de Pirs.
Pius cae al suelo mientras brama de rabia y dolor.
Antes de que el Marine traidor remate la valerosa vida del Hermano Pius el hermano Riuss desafía ahora la Paladín del caos y se abalanza furioso sobre él.
Ataque desesperado.
Ataque furioso.
Furia ciega. Error garrafal.
El Paladín del Caos se hace a un lado y con un poderoso movimiento de su fuerte brazo decapita a su insensato adversario. Aúlla al aire una alabanza a su blasfema deidad. Brama la odiosa e impía letanía “Sangre para el Dios de la Sangre, Cráneos para el Trono de Khorne”.
No puedo soportar más la ofensa y cargo contra el Campeón de la Oscuridad a la vez que grito mi desafío. Él se vuelve con presteza y bloquea mis ataques con aparente y pasmosa facilidad. Ataco y vuelvo a atacar, mientras él sigue desviando mis ataques como si estuviese jugando con un niño pequeño. Súbitamente me descarga un poderoso tajo descendente que me habría partido la cabeza en dos mitades si no se hubiese bloqueado su ataque con mi espada sierra. Me pone enfermo, lo oigo, debajo de su casco con cuernos, jadea de placer, me asquea hasta límites insospechados. Nos quedamos quietos unos momentos mirándonos el uno al otro mientras a nuestro alrededor los proyectiles bolter surcan el aire y Marines Espaciales combaten contra Marines del Caos.
Por el rabillo del ojo percibo que la mano libre del Traidor gesticula unas señas extrañas, el espacio que ocupa su mano riela en modo de vórtice y de ella surge una terrorífica hacha inscrita con repulsivas runas que herían los ojos cuando se las miraba; y alrededor del hacha se podía percibir una aura demoníaca.
Su blasfemo Señor de la Disformidad había regalado a su despreciable siervo un favor en forma de arma impía, cargada con las malignas energías del Caos.
Intenta decapitarme con un poderoso movimiento que haría que mi cabeza hiciese compañía a la del caído hermano Riuss, pero y ya me había agachado tan pronto como había visto venir el ataque. El Devorador de Mundos vuelve a atacar con su hacha sierra, pero me echo a rodar en dirección contraria a la que me había atacado con el hacha demoníaca, y me dispuse para una nueva estrategia que había recordado decir a instructor de lucha cuerpo a cuerpo cuando éramos simples reclutas aspirantes a entrar en el Capítulo: “Si tu adversario emplea contra ti un arma cuya defensa no consigas romper, entonces ataca al arma, busca el modo de inutilizarla antes de atacar a tu auténtico adversario”. Sonrío para mi mismo, me parece una buena idea. Ignoro si mi espada sierra conseguiría destruir el hacha del Caos, pero no tengo intención de probarlo. Mi objetivo es otro…
Me lanza una lluvia de golpes que a duras penas consigo bloquear y esquivar mientras voy retrocediendo.
Puedo percibir su excitación, se extasía de cualquier masacre. Si la produce él mismo, prácticamente llega al éxtasis. Mi repulsión hacia mi adversario aumenta por momentos. Sé que debo de acabar con él para que la galaxia sea un lugar mejor sin seres tan abominables.
Consigo situarme varios pasos por delante de él mientras él viene a por mí creyendo que sus hachas beberán de mi sangre. Que equivocado está. Activo mis retropropulsores y me abalanzo sobre él.
El Traidor hace gala de su título de Paladín, y, a duras penas logra esquivarme, pero yo ya contaba con eso. Mi verdadero objetivo no había sido él, sino su nuevo regalo del Caos, su hacha demoníaca. Amputo su brazo a la altura del codo, mientras el hacha maldita y el antebrazo que la sujeta vuelan varios metros más lejos.
Aúlla de frustración y viene a por mí. Le espero. Intenta asestarme un poderoso tajo que me partiría por la mitad. Le bloqueo y me introduzco dentro de su guardia. Antes de que pueda hacer nada lo atravieso con mi espada sierra.
Aún le queda vida en él. Lo alzo por encima de mí y lo echo sobre otro par de Berserkers de Khorne que se estaban batiendo contra mis hermanos. Tres traidores en el suelo. Antes de que logren levantarse enviamos sus almas de vuelta a la Disformidad a que rindan cuentas con su impío amo.

Un enorme rugido me hace volverme, y parece que mis perores pesadillas se hacen realidad. Un enorme Devorador de Almas cae sobre nosotros y comienza a asesinar a mis hermanos de batalla, avanza sobre ellos como un campesino avanzaría segando trigo, mientras se ríe de los fútiles intentos con los que intentamos abatirle.

Mi corazón se llena de una inmensa rabia y, sin pensármelo dos veces me lanzo al ataque. Mi primer tajo desvía su látigo que estaba a punto de golpear a un hermano táctico, mi segundo golpe es bloqueado por su hacha demoníaca, el tercer golpe lo da el demonio. Me lanza de espaldas contra una pared con alguna costilla rota. Veo que el demonio me dedica una sonrisa divertida, mientras que con la misma mirada me asegura que no tardaré en unirme a los muertos. Esa burla consigue enfurecerme aún más y hago lo imposible por levantarme, pues si he de morir siempre prefiero que sea combatiendo al lado de mis hermanos.

Al grito de <<Por el Emperador>> me lanzo sobre los Berserkes más próximos mientras me abro camino para volver a enfrentarme al Devorador de Almas. Decapito a uno con mi espada sierra y le disparo en la cabeza a otro que se interponía en mi camino. Mi acción anima a mis hermanos y lanzan un contraataque que a primeras parece ir bien, pero es evidente que los herejes no tardarán en recobrarse y atacar con más fuerza. Solo les he dado un breve aleteo antes de precipitarse contra el suelo. Pero eso no nos frena a ninguno de nosotros, pues mientras dure el aleteo, más herejes mataremos.

Vuelvo a enfrentarme al Devorador de Almas tras haberme abierto camino a través de sangre, fuego, dolor e ira justiciera. El demonio me dedica una mirada divertida que consigue enfurecerme aún más mientras termina de masacrar otra escuadra táctica.
Me lanza un golpe perezoso con su hacha que no tengo problemas en esquivar, pero la finta no tarda en llegar. Me golpea en el casco y me vuelve a estampar contra otra pared. Alzo la vista y lo veo dirigirse hacia mí como si estuviese de paseo en cualquier parque de cualquier ciudad humana. Veo mi futuro en su mirada. Estoy muerto. Pero si muero quiero llevarme a ese engendro de la disformidad conmigo.
Murmuro una plegaria de perdón al espíritu de mi armadura y me desacoplo los retrorreactores. Murmuro ahora la Letanía de renuncia a lo disforme mientras mentalmente rezo para que funcione lo que estoy haciendo. Noto que las Letanías aprendidas durante toda mi formación como Marine Espacial va renovándome la fe a cada palabra de amor del Emperador. Entonces activo los retrorreacores y me hecho hacia atrás. Mi treta parece haber funcionado pues parece haber pillado al demonio desprevenido y le golpea en la cara. Puedo oír que el demonio lanza una exclamación de sorpresa, aunque no de dolor.
Ahora funciona la segunda parte de mi treta. Las dos granadas de fusión explotan de una deflagración blanca que me arroja al suelo, pero oigo con satisfacción que ahora el demonio sí que gruñe de dolor. Me lanzo al ataque. Mi primer ataque esta vez cercena la muñeca que sostiene el látigo, luego, sin pararme lanzo un tajo que hiere al demonio en una pierna.
Otro gruñido de dolor del demonio, pues cae al suelo apoyándose con el muñón cercenado. Roto tras él y le lanzo una estocada, pero esta vez consigue interponer su hacha mientras me mira con odio. Lanza un espantoso rugido a la vez contraataca. Me habría matado de no ser por que vuelvo a rotar a su espalda y preparo u nuevo ataque con que herirlo aún más sino devolverlo a la disformidad de la que nunca debió salir. Pero no lo consigo, había conseguido apartarse a tiempo. No quiero darle tiempo a recuperarse y me lanzo tras él mientras intuyo que mi oportunidad se me va escapando de las manos, mi intuición se convierte en certidumbre mientras un berserker se lanza hacia mí. Consigo eludir su ataque y le doy un fuerte empujón para interponerlo entre el demonio y yo. Esta improvisación consigue una satisfactoria recompensa inesperada. Pues debido a lo cerca que estábamos del Devorador de Almas, el arma impía que esgrime el Marine Traidor consigue herir al demonio. Este aún más furioso, si cabe, que antes alza su hacha y de un golpe vertical parte en dos mitades al seguidor de su mismo Dios.
Siento la esperanza brotar en llamas desde mi interior, rezo al Emperador y al espíritu de mi bienamado Primarca. Siento que unas presencias ajenas iluminan mi alma y me infunde ánimos y fuerza frente a esta amenaza.
El Devorador de Almas viene hacia mí, no me molesto en esquivarlo hasta el último momento. Lo mismo hago con sus siguientes ataques. Cruzamos nuestras miradas y veo que el Demonio comprende que su adversario está a su altura, por lo que intenta acabar rápidamente conmigo, pero no le doy esa oportunidad. Con una agilidad que no me creía poseer esquivo sus dos siguientes ataques y me introduzco en su guardia para lanzarle un corte ascendente que le abre un feo corte en su pecho mientras que de el rezuma una sangre que humea y disuelve como si fuese ácido.
El demonio grita de dolor y sorpresa y retrocede un paso, mientas yo aprovechando el impulso del corte vertical ascendente, utilizo la propia rodilla del ente de la disformidad para situarme en posición para el golpe final.

Este llega en dos ataques. El primero desvía el desesperado ataque del demonio para alejarme de él. El segundo y último se encuentra al Gran Demonio de Khorne desprotegido e indefenso ante mi espada que lo decapita mientras me dejo caer de nuevo al suelo y grito <<Por el Emperador, por Gilliman, Sanguiniuss, Russ, Vulcan, Corax, Jonson, Dorn, Khan y por toda la Humanidad. Muerte a nuestros enemigos>>. Esto y el ver como un Devorador de Almas era derrotado por un humano al que ellos consideraban débil fue demasiado para los Traidores pues dieron media vuelta y huyeron. Muchos dejaban caer sus armas. Pero aquel mal no podía quedar sin castigo. Todos emprendimos la persecución hasta acabar con todos ellos.

Pero por desgracia no pudimos cazarlos a todos, pues en su infinita cobardía y deshonor hicieron explosionar todos los generadores de energía del pecio. Mientras nos retirábamos una explosión provoca un derrumbamiento que me aprisiona, pero eso no es todo. Algo me ha atravesado parte a parte. Ha atravesado mi corazón secundario, y el primario tiene dificultades. Veo mi fin próximo. Les pido a mis hermanos que se salven ellos y me venguen. Se niegan, pues no quieren abandonarme a mi suerte., me siento orgulloso de tener unos hermanos así pero no tienen opción y en el fondo lo saben. Por lo que al fin consigo convencerlos y me dejan allí, para morirme solo, pero me siento satisfecho pues he conseguido salvar a mis hermanos de la muerte, y he ayudado a combatir a los enemigos de la Humanidad. ¿Qué más podría pedir? Moriré en paz. A mí alrededor veo también los cuerpos hermanos y de traidores, oigo que alguien susurra una súplica en una lengua impía, pero otro derrumbe lo silencia para siempre. Me permito una sonrisa sobre esta muestra de justicia imperial. Poco a poco la inconsciencia me va reclamando

Fuego.
Fuego por doquier
Llamas por todas partes… y los gemidos de dolor.
El constante y lastimero gemido que cada vez se oía más débilmente…
Más débilmente…
Más débilmente…
Hasta que se hizo el silencio… el silencio…
El silencio.
Y luego, la oscuridad.



Me he sumido en un largo sueño. Veo pequeños, en estatura, a mis hermanos de Capítulo pululando a mí alrededor. El hermano tecnomarine Kadrius conecta todos los sistemas operativos y armamentísticos de mi nuevo cuerpo. Un poderoso Dreaghnout de combate. Le acompañan Los Hermanos Tindrus, Kleim y Sirdus; bibliotecario, Apotecario y Capellán respectivamente. Me hacen el honor de considerarme un sabio entre ellos.
En honor a la verdad, cuando antes era impulsivo, hoy soy reflexivo. Cuando antes era arrojado, ahora soy prudente. Me siento honrado por la confianza que todo el Capítulo deposita en mí. Y por El Emperador que está sentado en El Trono Dorado de Terra que no les fallaré a ninguno de ellos.
Aún recuerdo el asalto a aquel maldito pecio espacial cuando nos habíamos enfrentdo a las fuerzas del caos que contaban con la ayuda de un Devorador de Almas. Recuerdo haber conseguido derrotarle gracias a la ayuda espiritual del Emperador y de todos los Primarcas. Gracias a su fe. Gracias a la fe que los capellanes del Capítulo le habían inculcado desde un novicio. Después de todo, mis hermanos habían regresado con ayuda para sacarme de allí, y aunque no pudieron hacer nada por salvar mi cuerpo, me siento enormemente honrado por habitar en este venerable Dreagnouth. Desde entonces siempre se dirigen a mí como el hermano Darnirss, el destructor de demonios. Yo siempre les replico que yo no los destruí. Es el Emperador quien me escogió como su instrumento para llevar a cabo su ira justiciera.

Este mensaje fue modificado por última vez en: 24-05-2015, 10:06 por sharigan001
Cita este mensaje en tu respuestaCitar
Sin conexión Killdiegox
Staff a medio tiempo
avatar
Suspendido
Mensajes: 3,694
Registro: May 09, 2014
Sexo:
País:
Y necesito saber algo sobre esa cosa para leerlo? Por que no he escuchado de Guarjarmer
Cita este mensaje en tu respuestaCitar
Sin conexión sharigan001
Super Lustful
*******
avatar
Usuario
Mensajes: 3,342
Registro: Sep 08, 2013
Sexo:
País:
73
(18-05-2015 23:57)Killdiegox escribió:  Y necesito saber algo sobre esa cosa para leerlo? Por que no he escuchado de Guarjarmer

En este caso es un relato de Warhammer 40.000.
Por ejemplo: ¿Sabes lo que es el Adeptus Astartes/Marines Espaciales? ¿Qué son los Primarcas? ¿Quienes son: Lion El'Jonson; Sanguinius; Horus; Fulgrim; Perturabo; Jaghatai Khan; Leman Russ; Rogarl Dorn; Konrad Kurze; Ferrus Manus; Angron; Roboute Guilliman; Mortarion; Magnus el Rojo; Alpharius; Vulkan; Lorgar y Córax?
¿Sabes lo que es un Capítulo? ¿El Códex Astarte?

Fijo que todas estas preguntas te suenan a chino, no te las hago con mala intención, sino que lo que te quiero decir es que aunque el relato te guste, no vas a entender algunas cosas que se cuentan en ella. A groso modo te voy a intentar resumir algunas cosas:
La acción transcurre en el 41º Milenio. El Imperio de la Humanidad es el "Reino" (por llamarlo de alguna manera), está asediado por dentro y fuera de sus fronteras.

10.000 años atrás la mitad de los Primarcas,junto con sus respectivas Legiones Astartes fueron seducidos por el Caos y se volvieron contra el Emperador, sumiendo al Imperio en una sangrienta guerra civil. Pese a que los traidores fueron derrotados y obligados a huir, estos se refugiaron en el Ojo del Terror, un lugar donde el Espacio Material y el Espacio Disforme están fusionados y donde el tiempo no transcurre del mismo modo que en el Universo Material (no nos pongamos picajosos con las teorías de Einstein sobre la relatividad y el tiempo fuera de la Tierra).

Desde dentro separatistas, herejes y mutantes intentan desequilibrar el Imperio. Pero para defenderlo de las fuerzas enemigas cuenta con la Guardia Imperial (sería cualquier ciudadano de cualquier planeta del Imperio con rifle láser, granadas.... demás material estándar y al ataque); Las Legiones de Titanes (sería algo así como ir montados en enormes Mechas de combate, pero algo menos bonito que en cualquier anime); El Oficio Assesinorum, La Inquisición (formado por 3 ordos: Xenos, Hereticus y Malleus) Y los Marines Espaciales o Adeptus Astartes.

Enemigos (que podrían no serlo):
Eldars - Serían como los elfos de ese universo. Una raza antigua y en continua extinción
Taus - Una raza bastante altruista, aunque intentan englobar a todas las especies del Universo en su Bien Supremo, no dudan en el uso de las armas para someter a otros.

Enemigos (Sí o Sí)
Orkos
Caos: 4 Grandes Dioses del Caos: Khorne el Dios de la Sangre; Tzeeentch el que cambia los caminos; Nurgle el Señor de la Podredumbre y Slaanesh el Príncipe de los Placeres Oscuros
Eldars Oscuros
Tiránidos: Serían algo así como una fusión entre Alien (de Riddly Sccott); los Zergs de StarCraft y una plaga de langostas con muy mala uva y a nivel galáctico
Necrones: En plan Terminator contra toda forma de vida. Aunque en el última "remodelación" cambiaron radicalmente su trasfondo para convertirlos en una especie de ... Faraones Espaciales.


Muy a groso modo sería algo así, pero de todos te dejo este enlace para que puedas echarle un vistazo.

http://es.warhammer40k.wikia.com/wiki/Ca...Da:General

No es la página oficial, pero como ahora parecen dedicarse más a la venta que al trasfondo...
Cita este mensaje en tu respuestaCitar
Sin conexión Herman
HCNPLPLJ
*******
avatar
Staff
Mensajes: 3,015
Registro: Dec 29, 2011
Sexo:
País:
234
Ufff, esa si que fue una explicacion, jajaja, kill te trolearon XD... (ojo solo en broma ok)...
Cita este mensaje en tu respuestaCitar
Sin conexión Sylar
Posting Freak
******
avatar
Usuario
Mensajes: 1,018
Registro: Feb 13, 2012
Sexo:
País:
10
Por suerte conozco W40 gracias a los juegos salidos de la serie para PC, como siempre impecable forma de escribir y narrarlo desde la perspetiva del marine, una pena el final del protagonista pero bue para las "marionetas" del emperador tener un final asi es la gloria Tongue (asi como lo es para los gladiadores que sobrevivian en el coliseo).

POSDATA: Como que me parece que en una parte te comiste una letra, en donde pone: "El Paladín del Caos se hace a un lado y e un poderoso movimiento de su fuerte brazo decapita a su insensato adversario.", creo que ahi seria "en", ¿no?.

POSDATA 2: Los Necrones siempre seran mis favoritos =).
Cita este mensaje en tu respuestaCitar
Sin conexión sharigan001
Super Lustful
*******
avatar
Usuario
Mensajes: 3,342
Registro: Sep 08, 2013
Sexo:
País:
73
Gracias Sylar, ya he corregido esa parte.Si ves algún error más, no dudes en avisarme.

Por otro lado me alegra que conozcas algo del trasfondo. Aunque solo sea a través del Dawn of War.

Un saludo
Cita este mensaje en tu respuestaCitar
Sin conexión Sylar
Posting Freak
******
avatar
Usuario
Mensajes: 1,018
Registro: Feb 13, 2012
Sexo:
País:
10
(24-05-2015 11:04)sharigan001 escribió:  Por otro lado me alegra que conozcas algo del trasfondo. Aunque solo sea a través del Dawn of War.
Y tambien algo de las wiki de W40 mi buen XD (Aunque corrijo que Dawn of war no es el unico juego de la serie, hay otros tambien LOL), aunque tambien intente bajar por internet hace añales una de las tantos libros que tiene W40:
Spoiler:

Pero ni lo encuentro -_-... ademas de que seguro ni en español debe estar.
Cita este mensaje en tu respuestaCitar
Sin conexión sharigan001
Super Lustful
*******
avatar
Usuario
Mensajes: 3,342
Registro: Sep 08, 2013
Sexo:
País:
73
Tienes razón. Tenía tanto en mente lo del Dawn of War que no me acordaba de, por ejemplo, el "Space Marine" (y eso que lo tiene un amigo mío para su X-Box)...

En novelas en español,... no sé en los países latinoamericanos. En España, tras el cierre de Games-Workshop, no tengo muchas esperanzas de ver muchas novelas nuevas.

Pero si puedes conseguir alguna te recomiendo, aunque solo sea para empezar (aunque ya veo que sabes algo del trasfondo): Lobo Espacial de William King y Los primeros de Tanith de Dan Abnett. Ambos son los primeros de una saga.
Lobo Espacial - Cuenta la vida de Ragnar Blackmale desde poco antes de ser reclutado por los Lobos Espaciales, su entrenamiento y "puesta a punto" y su reciente entrada de las filas del Capítulo.
Los Primeros de Tanith - Es un regimiento de la Guardia Imperial, que desde el día de su fundación, cuenta su tragedia al ver como su mundo natal era consumido por las llamas y se las está haciendo pagar al enemigo.

No son las únicas, pues hay más. Pero para alguien que empieza de cero (o no) es un buen modo de empezar a leer el trasfondo.
Cita este mensaje en tu respuestaCitar


Usuario(s) navegando en este tema: 1 invitado(s)



Theme Designed by Tushar. Modified by Lust no Fansub © 2008-2016.